La Ilusión de la Vieja Naturaleza

Pues ustedes murieron, y Dios les tiene reservado el vivir con Cristo. Colosenses 3:3 (DHH)

Elvis Presley murió en 1977, sin embargo, algunos dicen que lo han visto desde entonces. ¿Cómo podemos explicar esto? Tal vez vieron a un doble o un imitador. ¿Quién sabe? Sin embargo, una cosa es segura. Cada uno de esos avistamientos fue una ilusión. Elvis se ha ido.

De la misma manera, su vieja naturaleza se ha ido. Si usted ha dado su vida a Cristo, se ha convertido en una nueva creación. Entonces ¿por qué seguir viviendo como el viejo?

Muchos cristianos todavía piensan en sí mismos como ese viejo que tiene la misma incapacidad para superar los malos hábitos. Ellos piensan que necesitan tratar de convertirse en “buenos”, pero mientras más tratan, más se sienten derrotados. Cada vez que cometen errores, se confirma que son la misma naturaleza vieja con defectos, sin esperanza que eran antes de que dieran sus vidas a Cristo. Esta “nueva persona” que supuestamente se hicieron cuando aceptaron a Cristo parece una ilusión. Pero no, es verdad!

Como creyente, usted ya es bueno a los ojos de Dios. Usted es aceptable. No es necesario ganar Su aprobación, y usted tiene Su poder dentro de usted. Sólo tiene que tomar nuevas decisiones sobre la base de lo que realmente es — un hijo de Dios!

Al sacar este “nuevo yo” esto implica cambia sus hábitos y comportamientos, pero la fuerza para hacerlo proviene de la Palabra de Dios y de darse cuenta de que un milagro se produjo cuando le dio su vida a Cristo.

La verdad es que usted no tiene que vivir con los mismos problemas y luchas. Usted ha sido hecho nuevo, por lo que diga, “¡Cuidado mundo! Aquí voy!” Esa es la actitud que puede tener como una nueva creación.