Active una fe real

Jesús le dijo: —¿Cómo que “si puedes”? ¡Todo es posible para el que cree!  Marcos 9:23 (DHH)

Usted no necesita tener más fe para recibir un milagro. ¡Siga estudiando la Palabra para estar más convencido de lo que usted puede tener!

La fe viene como consecuencia de escuchar la Palabra de Dios, cuando usted deja que ella cambie lo que usted cree.

Algunos creen que, si repiten la promesa de Dios lo suficiente o la dicen con suficiente emoción, Dios les dará su milagro. Así no es cómo funciona. Al reclamar las promesas de Dios en voz alta, usted no está tratando de manipular a Dios. El foco no está fuera de usted, sino adentro.

La Biblia es un libro que alimenta su espíritu. Transforma lo que usted cree. Su poder milagroso reside en cómo usted cambia las creencias de su corazón.

Dios ya ha hecho todo lo que Él necesita hacer. Todo lo que usted tiene que hacer es creer que Sus promesas son suyas y que comenzarán a suceder en su vida. Cuando usted comienza a creer que está calificado y que es Su voluntad, lo que usted experimenta en la vida comenzará a cambiar.

Recuerde que la fe no viene de escuchar a los que no creen. Tampoco aparece cuando usted lee un libro que trata de explicar por qué a alguien no recibió un milagro. ¡Viene cuando usted se sumerge en el material que habla de cómo Él hace milagros hoy!

Todas las cosas son posibles para los que creen. Resucite las cosas que usted ha abandonado en la vida. ¡Deje de construir cosas que lo mantengan presionado! En su lugar, vaya a la Palabra y active la fe real de la Biblia.